Educación

Inicio Aprendizaje Aprendizaje apreciativo

Aprendizaje apreciativo

Publicado por Hilda Fingermann

El aprendizaje apreciativo tiene una gran relación con lo valores y los contenidos actitudinales. Se trata de formar en los estudiantes la capacidad de reconocer y elegir lo que resulta positivo para sus vidas, despertando en ellos sentimientos de admiración, respeto, enojo, alegría, rebeldía, etcétera.

Maravillarse ante una obra de arte o ante la obra de la naturaleza, sentir el placer de una lectura, conmoverse u horrorizarse con ciertos hechos históricos, y admirar otros, etcétera, es aprender con el alma, además de con la mente, lo que construirá a lograr aprendizajes más duraderos, sólidos e integrales, contribuyendo a formar personas plenas, capaces de manejar sus vidas con libertad pero también con responsabilidad y buen criterio.

Se trata de educar y no de adoctrinar, de que sientan rechazo hacia valores negativos, no porque se lo dijimos y los castigamos si opinan lo contrario, sino porque eligieron oponerse a ellos luego de conocerlos y comprender su negatividad; y de que al contrario lo positivo sea parte de sus vidas por su propia elección, porque les mostramos su belleza, su finalidad moral, su importancia práctica, residiendo allí nuestra función docente, en guiarlos en la búsqueda de una escala valorativa que los realice en su dignidad humana.

Para elegir libremente y apreciar lo que descubren, debemos abrir las puertas al conocimiento. Se opta por algo cuando se lo indaga, se lo goza y se lo incorpora como propio porque hace bien. Ya ha quedado atrás, o al menos debiera ser así, que nuestros jóvenes repitan o incorporen sin vivenciar, los resultados de nuestra cultura.

Categorías: Aprendizaje

Realizar un comentario