Educación

Inicio Aprendizaje Aprendizaje por recepción

Aprendizaje por recepción

Publicado por Hilda Fingermann

En este tipo de aprendizaje el educando adopta una actitud pasiva, de mero receptor de conocimientos que no tiene, y que le son presentados por aquel que los posee, el docente, ya elaborados, analizados, sintetizados y explicados, listos para ser “aprovechados”.

Toda la tarea es del enseñante que se dedica a buscar los contenidos apropiados al currículum y a la madurez de su curso, y que generosamente hace llegar del modo más didáctico posible, pero sin esfuerzo alguno para el alumno, que en el mejor de los casos tomará notas de la explicación del profesor, en cuyo caso, seguramente podrá hacer un aprendizaje significativo, estructurando los nuevos aprendizajes con los que ya posee en su estructura mental; y en otros muchos casos, ni siquiera participará en esa tarea, sino que los contenidos le serán dictados y el aprendizaje repetitivo, tenderá a ser lo más común en estos casos, salvo que el alumno ya haya adquirido la calidad de estudiante autónomo.

A diferencia del aprendizaje por descubrimiento, aquí el proceso de enseñanza-aprendizaje se torna más rápido, y si bien esta forma de aprender no es la conveniente en los primeros años de la vida escolar, cuando es presentado el material significativamente en los años en que el alumno ya ha aprendido a prender, ahorra tiempo, sobre todo en los estudios universitarios, con respecto a los contenidos teóricos.

Defendido por Ausubel, supone según este autor una forma de lograr el aprendizaje significativo si está presentado de tal forma que interactúe con los conocimientos antes adquiridos por los alumnos. Para este autor no se opone al aprendizaje por descubrimiento, ya que ambos pueden ser o no incorporados en forma significativa.

Los contenidos procedimentales y actitudinales no se aprenden por recepción sino que se descubren en la práctica cotidiana.

Categorías: Aprendizaje

Realizar un comentario