Educación

Inicio Aprendizaje La actitud o la aptitud en el aprendizaje

La actitud o la aptitud en el aprendizaje

Publicado por Hilda Fingermann

Entre actitud y aptitud hay una sola letra de diferencia pero en cuanto a su significado, aunque algo diferentes, ambas cualidades son importantes a la hora de aprender, y si se combinan el resultado será magnífico. Pero si una de ellas falta… ¿Cuál es más relevante?

La aptitud, es una condición que permite a las personas desempeñarse adecuadamente en una actividad, y depende de condiciones innatas y adquiridas. La actitud, hace alusión a la forma de actuar, lo que es fundamental a la hora de mejorar las aptitudes.

Actitud o aptitud para el aprendizaje

Como podemos apreciar, para aprender necesitamos determinadas aptitudes, que todos tenemos en forma innata en menor o mayor medida; pero lo fundamental es la actitud frente al aprendizaje, ya que podemos estar dotados de muchas potencialidades, pero si nuestra actitud es apática, indiferente, pasiva, distraída, etcétera, no lograremos el propósito de aprender; y en cambio, si nuestra actitud es positiva, curiosa, reflexiva y atenta, pueden lograrse resultados insospechados.

La actitud depende de las motivaciones extrínsecas, pero sobre todo de las intrínsecas. Tener ganas de aprender para crecer como personas y no para aprobar un examen o un trimestre es fundamental. Como docentes y como padres tenemos la obligación de estimular en los niños y adolescentes el gusto por saber contenidos teóricos y prácticos; especialmente aprender a pensar, tener una mirada positiva sobre el futuro del que somos constructores, y pelear con optimismo pero con firmeza, contra las adversidades: no dejarse abatir por los problemas de la vida cotidiana, no tener vergüenza de reconocer que no se comprendió un tema, atreverse a preguntar, etcétera, hacen a la inteligencia emocional, tan necesaria en el proceso enseñanza-aprendizaje.

Es frecuente escuchar la frase: “No nací para estudiar”, y en realidad nadie nació para algo específico, depende de nuestras ganas y esfuerzos llegar al objetivo, y vencer aquellas condiciones negativas que traemos por herencia puede significar un desafío y no un obstáculo si lo interpretamos con actitud positiva. Seguramente hay materias o trabajos en que nos sentiremos más cómodos de hacer, pero esto no implica que con actitud, no podamos destacarnos en aquello que nos cuesta obtener un poco más, y que cuando lo logremos, será un enorme y valorado triunfo, que tal vez nos demande un poquito más de tiempo y esfuerzo, pero les aseguro que valdrá la pena.

Respondiendo a la pregunta inicial, aptitud y actitud son importantes en el aprendizaje, pero la aptitud es directamente dependiente de la actitud, que si existe, garantiza la existencia de la primera.

Categorías: Aprendizaje