Educación

Inicio Aprendizaje Los sentidos y el aprendizaje

Los sentidos y el aprendizaje

Publicado por Hilda Fingermann

Los sentidos a veces nos engañan, eso ya lo dijeron entre otros, Platón y Descartes, pero su valor en el aprendizaje es innegable, ya que son la ventana a nuestro entorno. Lo que vemos, lo que oímos, lo que tocamos, conforma parte del aprendizaje vivenciado, es experiencia que cobra sentido y se nos vuelve cercana, útil.

No es lo mismo leer un texto con o sin imágenes; ver una película sobre el tema antes o luego de leer información sobre el mismo; o visualizar un experimento en el laboratorio, sintiendo los olores de las sustancias, tocando y manipulándolas.

Los sentidos en el aprendizaje

También los sentidos pueden verse perturbados por ejemplo por los ruidos, y ello dificultar el aprendizaje, por ejemplo si en el colegio o en una propiedad vecina están construyendo, o se escucha el ruido del tránsito, o los mismos alumnos conversan entre ellos.

Sin embargo una música suave puede ser muy estimulante, especialmente si acompaña la lectura de un cuento, o si se la escucha mientras se dibuja o se recrea una situación. Sin embargo si se encarga la realización de cálculos aritméticos o interpretación de un texto complejo, es preferible el silencio.

Aunque parezca increíble ciertos olores pueden favorecer el aprendizaje, como el aroma a romero que estimula la memoria.

Llevar a los niños a aprender sobre la naturaleza, oliendo el aroma de las flores, tocando las plantas, observando su crecimiento o viendo el comportamiento de los animales, e insectos, oyendo el canto de las aves y aprendiendo a diferenciarlos, son experiencias que no olvidarán, pues han sido parte de su proceso de aprendizaje en el que participaron forma activa y creativa.

Categorías: Aprendizaje