Educación

Inicio Enseñanza, Estrategias didácticas Enseñar competencias

Enseñar competencias

Publicado por Hilda Fingermann

Según Braslavsky con competencias se alude a capacidades complejas, habilidades integradas en diferentes grados, que se expresan a veces de forma no visible y otras veces en un desempeño eficaz. Implican un saber pensar, un saber hacer y un saber actuar, sobre todo para el mundo del trabajo.

La noción de competitividad y eficacia requerida a los estudiantes desde fines del siglo XX ha hecho nacer la necesidad de este aprendizaje de competencias, revelándose el ámbito escolar como muy efectivo para formarlas, y hacer de ellos individuos requeridos en el mercado laboral. Sin embargo el desarrollo de competencias debe servirles en todos los ámbitos de su vida individual y social.

Coll las clasifica en 1. Intelectuales, referidas a procesos cognitivos internos que incluyen las habilidades de análisis, creatividad y metacognición 2. Prácticas, importan un saber hacer o actuar, que incluye habilidades tecnológicas, comunicacionales y organizativas. 3. Interactivas, capacidad de participar con otros.

Para Dustchazky las competencias a cargo de la escuela deben ser las intelectuales, las prácticas, las sociales e interactivas, las éticas y las estéticas. Braslavsky agrega la competencia histórica que actuaría como factor de aglutinación, para comprender lo que se mantiene y lo que cambia, la lógica de los cambios y su velocidad. Esta competencia sirve para formar la identidad, como instrumento para tolerar la incertidumbre (todo cambia pero el yo permanece idéntico a sí mismo a pesar de sus propios cambios).

El informe de la Comisión SCANS en EEUU para América 2000 concluyó que las competencias fundamentales para el mundo del trabajo requieren las capacidades básicas de lectura, redacción, matemática y aritmética, escucha activa y expresión. Como cualidades personales se hacen necesarias, la autoestima, la responsabilidad, el autocontrol, la sociabilidad y la integridad.

Un trabajador competente maneja sus recursos de tiempo, económicos, espaciales; trabaja en equipo, negocia, tiene capacidad de liderazgo, adquiere y explora datos, organiza y mantiene archivos, maneja eficazmente la computadora, aplica la tecnología a áreas específicas y resuelve problemas técnicos.

No se trata de tener conocimientos técnicos para hablar de que se poseen capacidades técnicas, sino radica en la posesión de destrezas y habilidades personales.

Una escuela que sea formadora de competencias debe centrarse en la búsqueda de la excelencia, y de la calidad educativa, no enseñar demasiados contenidos, sino a manejarlos y a manejarse a sí mismo.

Categorías: Enseñanza, Estrategias didácticas