Educación

Inicio Estrategias didácticas Ficha del alumno

Ficha del alumno

Publicado por Hilda Fingermann

Las fichas de los alumnos (registros de datos) son un elemento muy importante para el maestro y tiene utilidad en muchísimas ocasiones. Hay de diferentes tipos:

Las fichas personales que deben completar los alumnos con sus datos (nombre, teléfonos del hogar y del trabajo de los padres, número de celulares) pueden ayudarnos a ubicar a alguien responsable del menor, en caso de que el niño tenga un problema de salud o un accidente y requiramos su presencia. Si constan en ella sus enfermedades previas, si presenta alergias a ciertas sustancias, su grupo sanguíneo, etcétera, puede ser de gran ayuda para el médico hasta que llegue un familiar que conozca esos antecedentes.

En esa misma ficha podemos incluir las preferencias de los niños, para poder usarlas como estrategias motivacionales. Si un niño nos ha comunicado, por ejemplo, que le gusta dibujar, podemos hacer que se exprese de ese modo en muchas tareas: ilustrando una lectura, algún hecho histórico, un tema de biología, etcétera.

El maestro puede llevar una ficha de cada niño donde consten sus antecedentes escolares, los establecimientos a los que antes concurrió y su desempeño en ellos; y sus progresos académicos actuales, para poder observar los avances en cada caso particular, pues cada niño responde a una historia de escolarización, y es único en su proceso de aprendizaje.

Los alumnos pueden completar fichas sobre su propio proceso de aprendizaje, como se muestra en la imagen, como método de autoevaluación.

Existen también otras fichas que serán competencia del gabinete escolar, que tendrá datos sobre la constitución del núcleo familiar y su problemática, que podrán poner claridad a ciertos problemas de conducta o de rendimiento áulico.

Categorías: Estrategias didácticas