Educación

Inicio Estrategias didácticas Las competencias en la escuela

Las competencias en la escuela

Publicado por Hilda Fingermann

La escuela debe estimular el desarrollo de competencias, entendiéndose por competencias al conjunto de capacidades, destrezas, habilidades, aptitudes y actitudes que de modo integrado las personas utilizan para resolver problemas.

Cuántas más competencias el ser humano logre desarrollar, mayores herramientas tendrá para manejarse en la vida con eficacia y convertirse en un buen ciudadano activo y comprometido.

El aprendizaje y desarrollo de competencias no es privativo del ámbito escolar, ya que la familia, los grupos de pares, los clubes y luego el mundo del trabajo, potencian las mismas y otras competencias.

Existen competencias llamadas básicas, que se adquieren durante la primer etapa escolar, como aprender gradualmente a ser autónomo, respetar las reglas, leer escribir, hacer cuentas, responder preguntas de modo coherente, etcétera y otras más complejas que se adquieren a partir de que el niño posee pensamiento abstracto.

La escuela tiene la enorme responsabilidad de desarrollar en sus alumnos el mayor número de competencias posibles en tres planos:

En lo académico debe guiarlos en la adquisición de destrezas para poder comunicarse en forma oral y escrita con fluidez y coherencia, en su propio idioma y al menos en una segunda lengua; manejar nuevas tecnologías y aplicarlas en la resolución de problemas cotidianos; usar los números en diversas operaciones matemáticas y para resolver situaciones problemáticas, manejar información (buscarla, analizarla y aplicarla en situaciones nuevas) estimular el pensamiento crítico, para todo lo cuál está implicada la habilidad esencial, que es pensar, y educar su cuerpo para fortalecerlo mediante actividades físicas y cuidados en cuanto a higiene y alimentación.

En lo social, la escuela debe fortalecer vínculos, estimulando los trabajos en grupo y los proyectos colaborativos. La escuela es (o debería ser) el lugar donde los niños aprenden a dar y recibir, a ser solidarios y cooperativos.

En lo individual o personal el educando debe desarrollar la capacidad de confiar en sí mismo, ser positivo y responsable, poder manejar sus tiempos, organizarse y ser creativo.

Para que las competencias adquiridas sean útiles se requiere poseer el conocimiento o la destreza, la disposición y el empuje para llevarlo a cabo y la responsabilidad de asumir las consecuencias de las acciones.

Categorías: Estrategias didácticas