Educación

Inicio Estrategias didácticas Técnicas de lectura veloz

Técnicas de lectura veloz

Publicado por Hilda Fingermann

Las técnicas de lectura veloz son herramientas que permiten al lector adulto, que ya posee internalizada la lectura comprensiva, ahorrar tiempo en la lectura de textos para, por principios de economía, procesar en su mente la mayor cantidad de información en el menor tiempo posible. Por supuesto que la velocidad de la lectura dependerá de la complejidad del texto. No es lo mismo leer un texto de Historia, escrito en lenguaje cotidiano que uno de reflexión filosófica.

Está comprobado que al requerir un esfuerzo extra de concentración, para leer con efecto globalizador y no por palabras, el lector se exige a sí mismo mayor atención sobre su propio proceso de lectura, que debe hacerse en silencio.

La lectura veloz reduce la cantidad de pausas que se producen por cada renglón, y amplía el campo de percepción visual. No implica leer rápido sin entender, sino que a igual dificultad en el texto a leer (y dedicando tiempo a buscar palabras desconocidas y el sentido de lo que se intenta descubrir) el lector veloz podrá hacerlo comprensivamente, hasta tres veces más rápido que el lector tradicional.

Se basa en una lectura visual con focalización amplia a un ritmo suave y armónico, que le posibilita no centrarse en cada palabra sino en el conjunto, haciendo más gratificante la lectura al facilitar el avance, y no el tedioso obstáculo de tropezar con cada palabra, que si bien tiene un significado en sí misma, lo adquiere más en el conjunto de la trama.

El lector veloz hábilmente identifica las ideas principales, y salta visualmente de una idea principal a otra, obviando lo superfluo. Es una muy buena técnica para los estudios superiores, terciarios y universitarios.

Categorías: Estrategias didácticas