Educación

Inicio General La inteligencia matemática

La inteligencia matemática

Publicado por Hilda Fingermann

Quienes poseen inteligencia matemática muy desarrollada, según la teoría de las inteligencias múltiples, son personas con gran capacidad de abstracción y razonamiento lógico-formal, que pueden actuar sobre datos, cuantificarlos, medirlos, compararlos, operar con ellos, y hallar soluciones por inducción o deducción en problemas cuantitativos.

Inteligencia matematica

Pueden ordenar objetos y datos, clasificarlos, separar los irrelevantes, formular hipótesis y buscar solución a los planteos formulados por varios caminos alternativos, siendo una inteligencia muy apreciada en el ámbito de las Ciencias Exactas.

En la teoría tradicional de la inteligencia, este tipo era muy valorado, y frecuentemente uno de los más estudiados, ya que se usaba también para medir la inteligencia una regla matemática, apreciada mediante tests de coeficiente intelectual, que se obtenía dividiendo la edad mental hallada con el examen, por la edad cronológica, y multiplicando ese resultado por cien.

Quienes tienen inteligencia matemática, son en general observadores minuciosos de la problemática que deben resolver, pero distantes del entorno, metódicos y realistas. Es una aptitud innata, pero quienes la poseen en mayor o menor medida (todos la tenemos), al igual que como ocurre en cualquiera de las inteligencias, puede mejorarse.

Esta inteligencia se debe estimular desde edad temprana, mediante manejo de datos numéricos, primero mostrando objetos concretos y luego solamente los símbolos, planteando problemas, lo que suele se muy difícil al principio para los niños en los primeros años de su escolaridad. No se los debe desanimar si no llegan a los resultados correctos o no usan el procedimiento adecuado, sino por el contrario, plantear primero problemas de muy fácil resolución, con escasos datos con los cuales operar, para ir complejizando de a poco las situaciones problemáticas, una vez que los educandos hayan adquirido confianza en sí mismos. Los juegos que permiten resolver problemas matemáticos son una agradable manera de estimular el gusto por esta asignatura y desarrollar la inteligencia matemática.

La vida cotidiana, y en especial las situaciones áulicas son buenos disparadores para que los niños entiendan la utilidad de la matemática en la vida cotidiana.

Las frustraciones en el campo de la matemática en los primeros años, genera un rechazo hacia su comprensión futura, y sin una buena base de las primeras operaciones y de la resolución de problemas simples, no se podrá seguir avanzando. Es una de esas ciencias donde los conocimientos previos son ineludibles (aunque en todas se los necesite).

Categorías: General