Educación

Inicio General Simón Rodríguez y la educación

Simón Rodríguez y la educación

Publicado por Hilda Fingermann

El gran educador venezolano Simón Rodríguez (1769-1854) tuvo su primera experiencia como educador en la Escuela de Lectura y Escritura para niños de Caracas, en 1791, donde fue tutor de Simón Bolívar, quien dijo que Simón Rodríguez enseñaba de modo divertido.

Buscaba una educación para todos, popular. Visitó Europa y conoció a Goethe y a Rousseau, que influyeron mucho en su pensamiento y concepciones pedagógicas, profundamente revolucionarias para una época dominada por el rigorismo heredado del colonialismo español, del que fue uno de sus enemigos al ser un líder en las luchas por la independencia.

Simón Rodríguez y la educación

Cuestionó a principios del siglo XIX, cuando pudo regresar a su patria tras 20 años de exilio, la importancia de leer y repetir, priorizando un aprendizaje integral y significativo, donde el maestro debía enseñar a aprender, para lograr estudiantes autónomos, que se animaran a preguntar y así poder captar racionalmente los contenidos. Según su teoría los hombres no debían ser educados para la obediencia ciega sino para la igualdad y la libertad. La educación para él, conformaba una totalidad con lo social y lo político. Defendió la educación laica denunciando la influencia de la iglesia en el llamada “currículum oculto”.

En 1824 fundó en Colombia una escuela taller, pionera en el rubro. Siendo Director de Minas, Agricultura y Vías Públicas en Bolivia, estableció allí una segunda escuela taller en 1826, aunque debió renunciar a su cargo por diferencias con el recién electo presidente, Mariscal Antonio de Sucre.

Ejerció también la docencia en Quito y en Guayaquil, pasando sus últimos años en Perú, donde falleció, dejando un legado de modelo educativo crítico, transformador, holístico y profundamente humano.

Categorías: General