Educación

Estructura cognitiva

Publicado por Hilda Fingermann

Para el cognitivismo, el conocimiento en nuestra mente se ordena de modo sistemático conformando un esquema o estructura jerárquica donde existen conceptos altamente inclusivos bajo los cuales se subsumen sub conceptos menos inclusivos e información específica, al modo de como realizamos un mapa conceptual, instrumento propuesto para la enseñanza por este modelo.

Esto no significa que pueda un nuevo aprendizaje no formar parte de la estructura cognitiva, aunque sí de su mente. Esto sucede cuando esa información penetra en forma arbitraria, sin asociarse a las ideas previas o conocimientos existentes, o relacionándose con ellos mínimamente. Este aprendizaje no significativo durará poco en nuestra mente pues no está “atado” a nada, y pronto desaparecerá.

Cuando el aprendizaje es significativo ingresa a la memoria a largo plazo, pues los conceptos más inclusivos lo captarán y habrá relación entre ellos. Al estar la nueva información anclada en la estructura, será fácil recuperarla a posteriori. Es por ello que el docente debe comenzar sus clases explicando o haciendo investigar primero los conceptos de que se trate, luego se expondrán o buscarán si existen clases o tipos dentro del concepto, luego sus características; para terminar con la ejemplificación, siendo esta última inclusión conocida con el nombre de derivativa. Este modo de aprendizaje es el propuesto por Ausubel. Se trata de un proceso de diferenciación progresiva. En cambio Gagné propone un sentido inverso, que consiste en ir progresando desde las ideas menos inclusivas hacia las más inclusivas (aprendizaje supraordinado). En este caso se trata de reconciliación integradora.

Se llama aprendizaje supraordinado, a aquel que se relaciona con la estructura cognitiva, abarcando varios conceptos previamente aprendidos. Por ejemplo conociendo los conceptos de martillo, pala, pico, pinza, luego aprendemos que se engloban en el concepto de herramientas.

Cuando el material nuevo no está incluido en su significación en las proposiciones o conceptos previos, sino que es una extensión de ellos, una cualificación, una elaboración, o una modificación, se habla de inclusión correlativa. Por ejemplo, entender como un acto patriótico el izar la bandera.

Cuando la relación con otros conceptos o proposiciones de la estructura cognitiva no puede hacerse ni en forma supraordinada ni subordinada, se recurre al aprendizaje combinatorio, relacionándose con varias de ellas o de su conjunto.

Categorías: Aprendizaje, Estrategias didácticas

4 comentarios para “Estructura cognitiva”





Realizar un comentario