Educación

Inicio Estrategias didácticas La Psicología Cognitiva

La Psicología Cognitiva

Publicado por Hilda Fingermann

La psicología cognitiva, como ciencia de los procesos mentales, surgió en el año 1879, cuando la psicología se erigió como ciencia empírica, pero fue reemplazada en seguida por el conductismo (Watson la consideró la ciencia de la conducta y no una ciencia de la mente). Sin embargo, resurgió luego de la Segunda Guerra Mundial, y consiste en el estudio de los procesos mentales de modo científico. Aplicada al aprendizaje escolar, estudia los fenómenos que ocurren en la estructura mental de alumnos y docentes durante el proceso enseñanza-aprendizaje.

La psicología cognitiva brinda una guía para resolver en base a teorías los problemas que se presentan durante la enseñanza y la recepción de la misma, sin dar recetas infalibles.

Durante la efímera vigencia de la psicología cognitiva de fines del sigo XIX basada en la introspección, se destacaron Wundt, estudioso de los elementos de la conciencia y Freud, que se ocupó del inconsciente.

El ataque de los conductistas se basó en que no podían objetivamente estudiarse los procesos mentales pues eran internos; en cambio las conductas sí, eran observables.

La Segunda Guerra Mundial, hizo que se necesitaran psicólogos en el ejército que analizaron los procesos mentales, y también el desarrollo de la teoría de la información y de la lingüística colaboraron al resurgimiento de la psicología cognitiva.

La psicología cognitiva considera que el procesamiento de la información consiste en la transformación de la información que ingresa (impout) en información que sale (output). La información ingresa por los receptores a través de los sentidos. Los registros sensoriales son captados en parte por la memoria operativa, y otra parte menor, se pierde a causa de la percepción selectiva. Una parte de la información queda en la memoria a corto plazo o también denominada memoria operativa, con muy poca capacidad de almacenamiento. Salvo que se repase esa información o se repita, no se guardará por más de diez segundos. Al ser codificada la información, que significa integrarla con conocimientos ya existentes, previos, convirtiendo la información en conocimiento significativo, se transfiere a la memoria a largo plazo, que puede almacenar mucha información, y desde donde puede recuperarse.

Categorías: Estrategias didácticas