Educación

Inicio Estrategias didácticas Integración de contenidos

Integración de contenidos

Publicado por Hilda Fingermann

En otro artículo nos hemos referido a la integración curricular en el sentido de interdisciplinariedad. En este caso nos centraremos en la integración que hace cada docente de los contenidos que va dando de su asignatura a lo largo del año.

Así como las distintas materias que se enseñan en la escuela están divididas por razones prácticas y didácticas, el programa anual de contenidos de una asignatura también lo está, pero es frecuente que los alumnos y hasta el propio docente, a medida que vayan a avanzando en el programa vayan dejando atrás lo ya supuestamente aprendido para adentrarse en nuevos campos, sin establecer conexiones entre lo que ya aprendieron y lo que comienzan a explorar.

El programa de actividades y contenidos anuales debe tener una secuencia lógica que conviene ir mostrando a los alumnos para que posea coherencia. Cuántas veces hemos escuchado: “Esto ya fue evaluado en la anterior prueba, así que ahora ya no lo tenemos que estudiar” o “Saqué de mi carpeta los contenidos del primer trimestre fue ya fui calificado en ellos”, cuando esos conocimientos deben acompañarnos al menos los básicos, durante toda la vida y ni que hablar durante ese curso.

Es frecuente y saludable hacer una integración de contenidos al término del año, pero lo ideal sería hacerlo con frecuencia y establecer relaciones entre lo que se va aprendiendo. Me ha pasado que los alumnos han visto en Historia en años anteriores varios hechos que vagamente recuerdan, como aislados, pero no entienden el proceso histórico, y cómo cada evento ha tenido significación en el siguiente. Es así como muchos se preguntan para qué la Historia, si ya pasó.

El saber es un todo integrado por sus distintos campos y no logramos ni siquiera hacer esa integración en un saber específico, lo que debería movernos a la reflexión y a la búsqueda de alternativas. En las ciencias sociales y naturales, la realización de cuadros comparativos, mapas conceptuales, crear relaciones, buscar causas y consecuencias, pueden ayudar a un aprendizaje significativo evitando la repetición y el tedio.

Categorías: Estrategias didácticas