Educación

Inicio General ¿Qué es la educabilidad?

¿Qué es la educabilidad?

Publicado por Hilda Fingermann

La educabilidad es la potencialidad, plasticidad o ductilidad de un ser humano para ser educado, o sea, de incorporar conocimientos o aprender, a través de sus capacidades y habilidades, con el fin de perfeccionarse de modo individual y social. Para que la educabilidad pase de esa potencia al acto, para que el sujeto logre efectivamente aprender, se necesita, además, la influencia de un agente educador, que sea el estímulo para crear estructuras mentales y de pensamiento cada vez más complejas, dentro de un lugar y una época determinada.

No solo interviene lo innato en el proceso de aprendizaje, sino también la influencia de la intención de educar, ya que, de lo contrario, el aprendizaje del hombre, a pesar de contar con un factor natural trascendental como es la razón, no tendría demasiadas diferencias, con el proceso de conocimiento de otro animal superior, que también posee cierta plasticidad.

La educabilidad depende de factores hereditarios y ambientales. Sin embargo, esto tiene el riesgo de etiquetar a los educandos en capaces de aprender, más, o menos, cuando puede tratarse muchas veces, de apreciaciones subjetivas, que terminan siendo objetivas, si por considerar que algunos poseen menos ductilidad para aprender, les dedicamos menos tiempo y esfuerzo. Es importante, además, aprovechar los primeros estadios de la vida, pues en ellas la educabilidad es sensiblemente superior, que en etapas avanzadas de la existencia.

El pedagogo alemán, Johann Friedrich Herbart (1776-1841) precursor de la pedagogía científica y negador de las ideas innatas, fue quien primero utilizó el término educabilidad, como atributo específicamente humano, quien no solo aprende habilidades, sino conceptos y valores. El hombre es el único animal que puede moldear su voluntad, y aprehender la moralidad.

La educabilidad de cada ser humano es única y diferenciada, y por eso se debe evitar la homogeneización de las estrategias de aprendizaje e incrementar la motivación, ya que nadie aprende si no lo desea. Por supuesto, la educabilidad posee un límite, dado por la propia naturaleza humana, que, si bien desea saberlo todo, esto es, al menos, por ahora, imposible; pero es un gran motor para seguir descubriendo verdades ignoradas.

La teoría naturalista basa la educabilidad en la idea de proceso voluntario, pues a diferencia de lo natural, la educación puede auto dirigirse hacia su propósito.

Categorías: General