Educación

Inicio Aprendizaje El sujeto del aprendizaje

El sujeto del aprendizaje

Publicado por Hilda Fingermann

El sujeto del aprendizaje es el educando, considerado tradicionalmente como receptor de conocimientos, y actualmente como partícipe activo del proceso.

Cada etapa evolutiva requiere ser tomada en cuenta en su peculiaridad, a efectos de seleccionar los contenidos y las estrategias metodológicas, sobre todo considerar los cambios que ocurren psicofísicamente durante la pubertad y la adolescencia, donde se requiere mucha paciencia y comprensión en el educador.

Además de estas consideraciones sobre las características generales del grupo, debe analizarse a cada alumno en su singularidad, para que cada uno alcance el mayor grado de desarrollo de acuerdo a sus intereses y potencialidades.

Al alumno le agrada ser considerado parte de un todo (el grupo de la clase a la cual pertenece) pero además lo motiva que se lo tome como persona particular, con necesidades y gustos propios. Es bueno que el maestro o profesor los llame por su nombre de pila, que les pregunte por sus inquietudes y preferencias, e ir adaptando en la medida de lo posible, las tareas a cada uno de ellos. Si por ejemplo, a un alumno le gusta dibujar, se lo debe alentar para que ilustre los contenidos, ya sea de ciencias, naturales o sociales, o algún cuento de literatura. Si le agrada redactar, estimularlo en ese aspecto, encargándole los discursos de los actos escolares o alentarlo a que participe en concursos literarios.

El sujeto del aprendizaje es un todo: es mente, cuerpo, sentimientos, preocupaciones, ansiedades, y el conocimiento y dominio de todas esas áreas por parte del propio alumno y del maestro, se traducirá en un buen desempeño en clase. Si el alumno logra un conocimiento acabado de sus fortalezas y flaquezas, y aprende a convivir con ellas, aprovechando las primeras y mejorando las segundas, con la ayuda del maestro, con quien comparte esas experiencias, seguramente el resultado será positivo.

El diálogo participativo es fundamental, para conocerse, para integrar en los trabajos grupales a alumnos con inteligencias diferentes, a efectos de acrecentar su espíritu de colaboración y ayuda mutua, potenciando las habilidades con el trabajo de todos.

Categorías: Aprendizaje