Educación

Inicio General Currículum vivido

Currículum vivido

Publicado por Hilda Fingermann

El currículum vivido es el real, el que efectivamente ocurre en el día a día en el salón de clases. Es la puesta en práctica del currículum explícito, atravesado por el oculto y las contingencias áulicas.

Ocurre que al poner en funcionamiento lo escrito y planificado, muchas veces, no puede cumplirse tal como se lo imaginó, y es por ello que el currículum debe ser flexible:

Días sin clases, por paros, fenómenos climáticos, duelo, enfermedad del docente u otras razones, hacen que el tiempo estimado para algún contenido no pueda cumplirse.

Evaluaciones con resultados negativos, exigen dar marcha atrás y buscar nuevas estrategias para repensar los temas y tratarlos de modo más comprensible para ese grupo que no pudo integrarlo significativamente.

Algún suceso político, económico o social, imprevisto y trascendente, puede obligar a incluir el tema en el currículum (por estos días debí destinar dos clases a la destitución del presidente de Paraguay, en la asignatura “Política y Ciudadanía).

Problemas en las relaciones interpersonales (discriminación, disputas de liderazgo, violencia) puede interrumpir el cumplimiento de lo planificado para razonar sobre lo que está sucediendo sin que estuviera contemplado y tratar de hallar una solución. Ignorar estos hechos y avanzar con el programa solo por cumplir el currículum establecido es no formar alumnos integralmente, en cuerpo, mente y espíritu. Aquí se verá en su verdadera dimensión el currículum oculto (¿Existe diálogo? ¿Qué valores predominan? ¿Se minimizan los sufrimientos personales o por el contrario se intenta crear un clima de respeto y comprensión? ¿Se estimula el ejercicio de la empatía?).

Para saber cómo se desarrolla el proceso de enseñanza-aprendizaje en un salón de clases, no basta con leer la planificación, se debe conversar con los alumnos, ver sus carpetas, sus opiniones sobre los temas, averiguar realmente qué material de estudio utilizaron, si estuvieron motivados, cómo se solucionaron los conflictos, etcétera. El mismo docente del curso podría hacer una encuesta a sus alumnos y una reflexión sobre muchos de estos temas, para autoevaluarse, y comprobar en qué medida lo que imaginó idealmente se cumplió en la realidad.

Categorías: General