Educación

Inicio Enseñanza Aprendiendo a enseñar

Aprendiendo a enseñar

Publicado por Hilda Fingermann

Enseñar no solo implica transmitir conocimientos como se postulaba en la enseñanza tradicional. Si bien es cierto que es muy importante que el docente sepa lo que va a enseñar (nadie puede dar lo que no tiene) también es bueno que tenga las habilidades necesarias y la generosidad suficiente para que el alumno reciba los contenidos conceptuales, procedimentales y actitudinales, de modo significativo y participativo.

El docente ya no está en un pedestal y es el que protagoniza el proceso enseñanza aprendizaje, es un instrumento que guía al alumno a integrar los nuevos conocimientos en su estructura cognitiva previa, asociando los nuevos conocimientos con los anteriores, ya sea escuchando una explicación del profesor, respondiendo consignas, solucionando problemas, investigando un tema o experimentando sobre el mismo.

El maestro debe considerar las particularidades de cada grupo de alumnos y de cada uno de ellos en su individualidad.

Para aprender a enseñar se debe conocer sobre psicología y filosofía del aprendizaje, lo que se adquiere en la formación docente, y además es imprescindible la práctica docente. Para los jóvenes maestros es muy importante escuchar a sus colegas con más experiencia, pues las historias se repiten, y las estrategias de resolución de problemas son muchas, pero no todas se adaptan a todos los grupos ni a todos los alumnos individualmente considerados. Cuantas más herramientas tengamos mejor será el resultado, y cuando alguna no resulta es bueno tener a mano otras alternativas, y la humildad suficiente para asesorarse adecuadamente, reconocer que también el docente puede equivocarse si ve que los resultados del aprendizaje no son los esperados, y volver atrás en el programa, las veces necesarias, con nuevas estrategias.

Categorías: Enseñanza