Educación

Inicio Enseñanza La enseñanza de la Química

La enseñanza de la Química

Publicado por Hilda Fingermann

Su enseñanza y aprendizaje se comienza en general básicamente en los últimos años de la escolaridad primaria, haciendo experiencias simples de laboratorio, que en general gratifican y sorprenden mucho a los niños, para intensificarla en el secundario, sobre todo en los últimos años de quienes eligen la orientación en Ciencias Natrales en Argentina, con el objeto de prepararlos para estudios superiores en esta área. Fue Holanda el país que la introdujo como asignatura del colegio secundario en 1863, por primera vez, con motivo del surgimiento de las industrias químicas.

Es una disciplina científica que emplea este método basado en la observación y la experimentación, como comprobar hipótesis, lo que no debe perderse de vista, a fin de periódicamente estimular la capacidad de observación y de descubrimiento no limitándose a la enseñanza de fórmulas y ejercicios, que pueden resultar tediosos si no se combina la teoría con la práctica.

Se debe demostrar la utilidad de la Química, y su necesidad para el desarrollo científico, y si está bien enseñada puede lograrse la motivación de los alumnos, quienes en general, muestran rechazo frente a esta materia a la que califican como “muy difícil”, por su alto grado de abstracción, pero que sin embargo, puede ser una excelente oportunidad de desafiar sus mentes, abrirlas a la investigación, y ser una buena opción laboral; pues tal vez la descartan por simplemente por no entenderla.

Memorizar la lista periódica de los elementos es una práctica que aún muchos profesores utilizan y que no tiene sentido pedagógico, contribuyendo a que esta materia resulte tediosa y demasiado difícil. Es tarea del docente mostrar lo interesante de la materia, utilizando lenguaje accesible, y motivar al alumnado a preguntar, cuestionar, despertando la capacidad de asombro, y mostrando los fines perseguidos en forma regular.

Categorías: Enseñanza