Educación

Inicio Estrategias didácticas El panóptico en la escuela

El panóptico en la escuela

Publicado por Hilda Fingermann

El panóptico es una idea que le pertenece al filósofo inglés Jeremy Bentham (1748-1832) y consiste en generar la idea de una observación continua, “el ojo que todo lo ve” con el objeto de controlar y vigilar a las personas para que ellas actúen de modo correcto. Originariamente fue pensado para actuar sobre la población carcelaria, o sea sobre los privados de libertad. Para ello el nuevo diseño de las cárceles incluía un lugar de observación ubicado en el centro del patio, sitio donde confluían las puertas de todas las celdas, ubicadas alrededor de ese patio central en forma circular, o sea, rodeándolo.

El panoptico en la escuela

Desde la torre de vigilancia puede verse todo lo que sucede en el pato y en cada celda, y los internos saben que pueden estar observándolos en cualquier momento. Tal vez en la práctica no los estén vigilando todo el tiempo, pero ellos se sienten observados y por ello se supone que se portarán bien.

De uso originario en las cárceles el panóptico se adoptó en otros lugares donde se necesitaba que la gente cumpliera ciertas pautas generales de conducta, como por ejemplo, en las fábricas y también en las escuelas. Bajo este sistema se construyeron la mayoría de las escuelas del siglo XIX, que tienen todas sus puertas dando a un patio central, que recorrido por los directivos, pueden controlar lo que pasa en cada aula: si los docentes enseñan, si lo alumnos están distraídos o prestando atención, si conversan etcétera. No es que pase el director continuamente, pero como no se sabe en qué momento lo hará, la sola posibilidad de ser observados hace que se cumplan toda las reglas de conducta esperadas, en pos de los objetivos de la época, que era formar ciudadanos con conductas honestas, alejándolos de las desviadas y trabajadores dóciles y obedientes capaces de realizar durante muchas horas un trabajo rutinario. Estas escuelas son la mayoría de las que existen en el mundo y datan de esa época.

El control desde la estricta vigilancia que imponía el modelo del panóptico permitía imponer castigos frente a los comportamientos no deseados y también premios fortaleciendo lo que se estimaba correcto, para reforzar esas conductas, en vinculación estrecha con el modelo conductista.

Categorías: Estrategias didácticas