Educación

Inicio General Condiciones del trabajo docente

Condiciones del trabajo docente

Publicado por Hilda Fingermann

La labor docente es fundamental en el proceso educativo, pero no siempre las condiciones en las que se desarrolla son óptimas. Aulas repletas de niños, material insuficiente, falta de conocimientos previos del alumnado, desinterés, falta de acompañamiento directivo, presión de los padres o ausencia de ellos, problemas de conducta, violencia escolar, son tan solo algunos de los problemas que acompañan a la práctica pedagógica.

Las situaciones cambiantes del entorno cultural y social, que obliga a capacitarse en nuevas técnicas pedagógicas, especialmente en el manejo de herramientas informáticas, ha complejizado la tarea, aunque la ha tornado mucho más interesante.

Los alumnos de hoy presentan características particulares, en consonancia con las nuevas pautas sociales: son cuestionadores, libres, críticos; pero al mismo tiempo apáticos y desinteresados a la hora de aprender. Lo lúdico ha ganado terreno frente a la cultura del esfuerzo; y eso repercute sin dudas, en forma desfavorable en las aulas. Motivar es algo sumamente difícil de lograr, aunque por supuesto, no imposible.

Hoy el maestro, no trabaja en las mejores condiciones, ni gana un salario suficiente; pero así como ha mermado sus beneficios, ha multiplicado su importancia, aunque socialmente no esté reconocido: es quien contiene, instruye, guía, escucha, pone límite, imparte valores positivos, forja ciudadanos responsables, en un mundo en constante cambio y múltiples exigencias; es una isla de sosiego en medio del caos social.

No debe bajarse los brazos si queremos construir un futuro digno; lo que sembremos rendirá frutos, aún cuando hoy parezca inútil; cada consejo, cada estímulo, cada palabra comprensiva, y el esfuerzo que les dediquemos quedará en su mente y en sus corazones; y entonces, a pesar de las condiciones precarias en las que enseñemos, habremos cumplido una misión trascendente.

Categorías: General