Educación

Inicio General Planificación docente

Planificación docente

Publicado por Hilda Fingermann

La planificación es un momento de reflexión, que permite pensar en el proceso de enseñanza-aprendizaje, ordenándolo, estableciendo propósitos, distribuyendo contenidos en espacios temporales, eligiendo herramientas y técnicas; y seleccionando estrategias de evaluación.

La planificación es una tarea muy importante en la tarea docente, pues impide el exceso de improvisación (aunque la improvisación es necesaria en situaciones inesperadas) dirige las prácticas educativas hacia las metas deseadas, organiza los tiempos, muestra los objetivos, y las estrategias para conseguirlos. Debe ser por sobre todo realista y no utópica. No se puede por ejemplo fijar objetivos que sabemos imposibles de antemano de lograr; o elegir técnicas imposibles materialmente, por ejemplo que cada alumno indague con una computadora personal, si carecemos de ese recurso.

Si bien se impone planificar en la mayoría de los casos como obligación anual, debe hacerse una planificación conciente, posible de lograr, flexible, o sea, que permita marchas pero también contramarchas, y el docente debe sentirla como una necesidad más que como una imposición burocrática, debiendo reverla periódicamente para corroborar que el rumbo seguido es el adecuado, o modificarlo en caso de que los objetivos no se logren por ese camino.

Sin embargo no solo la planificación anual es necesaria, sino que cada clase debe planificarse para que resulte más provechosa, para que no queden momentos inactivos, para tener pensadas alternativas para casos imprevistos que siempre suceden (que se hayan olvidado el material de estudios, que haya gran inasistencia, algún suceso escolar o extraescolar que capte el foco de atención, etcétera).

Categorías: General