Educación

Inicio General Parsons y la educación

Parsons y la educación

Publicado por Hilda Fingermann

El sociólogo estadounidense y representante del estructuralismo funcional, Talcott Parsons, vivió entre los años 1902 y 1979. Simmel, Durkheim y Max weber tuvieron mucha influencia en su polémico pensamiento que se orientó a lograr el orden y la estabilidad social.

En consonancia con el funcionalismo al que adhería, Parsons consideraba a la educación como una necesidad básica para lograr la autosuficiencia de la sociedad, tomada como un ideal, para lograr la adecuación de los individuos a sus normas y valores, y para que le sean provechosos a su buen funcionamiento pacífico, ya que cada individuo existe dentro de una estructura social determinada, con una función que debe aprender a realizar para encontrar su lugar positivo dentro de ella, construyendo su personalidad en vistas a ese objetivo, para que cada uno ocupe el rol y el status que le corresponde, pudiendo escalar socialmente de acuerdo a sus logros y méritos. La escuela entonces cumple la importante función de lograr estratificar la sociedad de acuerdo a las calificaciones que se reciban.

Talcott Parsons y la educación

La teoría freudiana de la existencia en la personalidad de un “Ello” donde predominan las pulsiones, un “Superyo” que le pone límite en base a valores y un “Yo” que resulta de dicho equilibrio le ayuda a complementar su pensamiento. El “Superyo” se conforma durante la infancia por el amor o “catexia” hacia los padres, con los cuales el niño se identifica. Esto lo llevó a Parsons a interpretar que se podían “introyectar los valores y normas al individuo para obtener el control social.

La educación es un sistema, junto a otros muchos, que a su vez están dentro de un sistema mayor que es la sociedad en su conjunto. En torno a los valores, normas y creencias que la sociedad ha elegido para su funcionamiento, la educación debe formar a los niños. De este modo se eligen los contenidos a enseñar y se fijan los reglamentos escolares.

Para Parsons las acciones humanas son voluntarias y el orden social se basa en esas conductas individuales (unidades de conducta o acto-unidades). Con sus acciones las personan intentan obtener el mayor grado de gratificaciones, y las desarrollan de acuerdo a un marco normativo de referencia. Si quien elige, lo hace con un grado bajo de institucionalización de normas y valores, puede elegir las que le hagan mal al orden social, por ejemplo elegir delinquir para obtener dinero. Aquí está el gran valor de la escuela que debe tratar de internalizar elecciones positivas, al igual que también deben hacerlo otras instituciones sociales, como la familia, y las entidades religiosas y políticas.

Categorías: General