Educación

Inicio General Trabajar y estudiar

Trabajar y estudiar

Publicado por Hilda Fingermann

Trabajar y estudiar son dos actividades que pueden compatibilizarse si se logra un buen planeamiento del tiempo, y siempre que una y otra actividad no requiera de dedicación exclusiva. Con un trabajo de ocho horas diarias o un colegio con doble escolaridad o una carrera universitaria de régimen de cursadas intensivo, esta intención difícilmente podrá cumplirse o concluirá por agotar a quien lo haga, con consecuencias en su salud física y mental.

En la escolaridad primaria (especialmente) y en la universitaria es deseable que el alumno se dedique solo a estudiar, salvo que se trate de pequeños trabajos en empresas familiares o de conocidos; o cuando se necesite imperiosamente la colaboración económica del menor para ayudar a sostener la economía familiar. Sin embargo, en este último caso, es preferible tratar de obtener alguna beca que permita solo estudiar, ya que en muchos casos, la necesidad de trabajar es una de las causas del ausentismo o peor aún, de la deserción escolar.

En niveles superiores, el trabajo que acompaña a los estudios, es, en muchos casos, muy útil, siempre que se relacione con lo que se está estudiando, y quede tiempo para esto último. Para un estudiante de Derecho, es interesante realizar prácticas en un estudio jurídico, como para un estudiante de Economía hacerlo en un estudio contable, o para un alumno de Medicina concurrir a efectuar prácticas a un hospital, entre otros casos. Si bien es probable, que la carrera demore más tiempo del que determina el plan de estudios, se estará estudiando de modo más significativo, en contacto con la futura práctica profesional que ayudará a evaluar si se trata de verdadera vocación; además lógicamente de permitir mayor independencia económica.

Categorías: General