Educación

Inicio General Competencia paralingüística

Competencia paralingüística

Publicado por Hilda Fingermann

La competencia paralingüística es una forma de competencia comunicacional, que agrega a la competencia lingüística el componente emocional necesario para que la comunicación resulte atractiva, convincente, amena, etcétera. Va más allá de lo que dicen las palabras en su significado, para asignar valor a cómo se lo expresa. En el lenguaje oral una entonación adecuada, sin llegar a la exageración, puede ser más impactante; y en la comunicación escrita, ciertas comparaciones, metáforas, signos de interrogación o exclamación, u otros recursos literarios, o incluso la disposición de los párrafos, puede hacer la lectura más interesante o atractiva.

A través de esta competencia, el significante resulta resaltado en sus cualidades. Un volumen de voz adecuado; ni demasiado alto que resulte agresivo o imperativo, ni demasiado bajo que resulta inaudible o inseguro; sino resaltando los momentos más importantes, y bajando un poco la voz en lo secundario, hace que la atención del oyente sea captada con mayor facilidad.

Asignarle entonación a las frases, sin llegar al extremo de lo ridículo, le confiere emoción y evita el tedio. Se debe también variar la enfatización, y en general, si se desea ceder la palabra, conviene ir terminando con tonos más bajos.

¿Quien no dudó de un discurso o una conversación vacilante, donde se repiten palabras (esteee, bueno, eeeeh) o existen silencios prolongados? Un hablante con lenguaje fluido, que habla con pausas justas, diciendo todo lo que se quiere escuchar, sin que sea poco ni demasiado, en tono fuerte pero sin aturdir, con una modulación que hace fácil de entender el discurso, genera adhesión.

Categorías: General

Realizar un comentario