Educación

Inicio Enseñanza Práctica docente

Práctica docente

Publicado por Hilda Fingermann

La práctica docente es la puesta en acción de los conocimientos teóricos adquiridos en sus estudios de formación, que los complementarán, y deben iniciarse en los últimos años de la carrera, para entrenar al futuro docente en la actividad cotidiana de la realidad áulica.

A partir de la obtención de su título como maestro o profesor, el docente si bien deberá siempre seguir formándose y actualizándose en teorías pedagógicas, estrategias de enseñanza y en los contenidos a desarrollar, día a día deberá experimentar una actividad práctica, al frente de la clase, que lo obligará a encontrar soluciones muchas veces “sobre la marcha” pues los imprevistos son muy frecuentes en las relaciones interpersonales que se generan entre educandos y entre éstos y el docente.

Lo que se leyó en los libros muchas veces dista de lo que sucede en forma experimental, por eso es bueno contar con muchas herramientas teóricas, para “ir probando” la más adecuada. La propia práctica irá desarrollando la intuición para elegir lo que más se adecue cada grupo de alumnos, para guiarlos en la búsqueda y descubrimiento del objeto de conocimiento, convirtiéndolos a los propios educandos en protagonistas del proceso educativo. Ser un guía es una tarea noble, generosa, que se aprende en contacto con quienes necesitan ser conducidos, hasta tanto puedan convertirse en estudiantes autónomos.

El docente con experiencia (con mucha práctica) es notablemente más avezado en controlar situaciones problemáticas o elegir las estrategias adecuadas, pero sin embargo, no debe conformarse con ello, la práctica docente requiere actualización continua, sobre todo en el mundo cambiante que nos toca vivir, para que la escuela no quede aislada de los progresos tecnológicos y científicos.

Categorías: Enseñanza