Educación

Inicio General Maduración temprana

Maduración temprana

Publicado por Hilda Fingermann

Maduración significa estar ya listo para la función que se pretende cumplir, así maduran los frutos y pueden servir de alimento. En las personas, la maduración puede ser a nivel físico y a nivel mental. Ambas son un proceso lento y gradual, que se supone se alcanza en plenitud en la adultez.

Sin embargo, algunas personas maduran antes de lo que sucede en el común, y esto a veces es una ventaja, pero en general, no lo es.

Cuando las niñas se desarrollan sexualmente a edades en que sus compañeras aún son niñas, pueden sentirse diferentes, extrañas, y poco identificadas con sus pares (si la maduración es tardía sucede lo mismo). Además, al madurar sexualmente en una edad muy precoz, hace que este hecho, de por sí muy traumático, las encuentre menos preparadas para afrontarlo. En los varones, por el contrario, este hecho puede ser objeto de admiración y orgullo. Sin embargo, en ambos casos, y refiriéndonos a su rendimiento escolar, como estos cambios físicos no van junto al del resto de sus compañeros, seguramente incidirá en su concentración, y los maestros tal vez no atribuyan su bajo rendimiento escolar a esta causa, ya que no coincidirá con los parámetros de desarrollo habituales.

Con respecto a la maduración intelectual, hay niños que biológicamente desarrollan antes que otros sus habilidades intelectuales; y se muestran muy ágiles en la resolución de problemas, se expresan correctamente oralmente y por escrito antes que otros, lo que también los diferencia del resto, convirtiéndolos muchas veces en “los preferidos” de padres y docentes; pero en muchos casos, los aleja de su socialización con sus compañeros de curso, que los sienten distintos.

Hay que trabajar mucho con estos niños para que se integren al curso en forma sana y provechosa, demostrando que esas mayores aptitudes son positivas y valiosas para el grupo en su conjunto, al que el alumno precoz puede ayudar y servir de guía, sin soberbia, porque seguramente los demás alcanzarán también, aunque más lentamente las mismas habilidades. Además, es muy difícil que alguien sea bueno en todo, y lo más probable es que este niño necesite ayuda en otras disciplinas, como educación física, dibujo, música; o a nivel social (para hacer amigos, para divertirse, etcétera) y todo es importante. Enseñando que del aporte de todos se crece y se fortalece, el maestro contribuirá a armar un grupo sólido y sin problemas de integración.

Categorías: General