Educación

Inicio General Socialismo y educación

Socialismo y educación

Publicado por Hilda Fingermann

La educación responde a las necesidades ideológicas del sistema. A través de la educación formal los alumnos reciben la ideología que el gobierno predica, sea cual sea. El socialismo también hace lo propio, y si bien proclama la necesidad de acentuar el espíritu crítico del alumnado, se pretende que esa crítica se oriente hacia el sistema capitalista.

El individuo es formado por la comunidad, para servir a la sociedad que integra, a la que necesita y que a su vez requiere de su aporte, sin egoísmos ni pretensiones personales, para que todos puedan disfrutar de la misma manera del progreso y la igualdad de oportunidades, poniendo énfasis en lograr ciudadanos responsables, que dominen su voluntad, puntuales y solidarios.

En el socialismo la educación queda en manos del Estado, al igual que el resto de los servicios públicos esenciales. Con eso se evita que exista una educación privilegiada para ricos y otra deficiente para pobres.

Es una educación laica, pragmática, experimental, cuestionadora, combinada con el trabajo, cuyo fin último es lograr la equidad social, para que todos logren su realización personal con el otro, y no a su costa.

La educación cubana es un ejemplo claro de educación socialista, admirada por unos, por su extensión al conjunto social, ayuda del estado a alumnos cadenciados, su modernización tecnológica y sus logros en exámenes de calidad; pero criticada por otros, que la acusan de adoctrinamiento y educación para la sumisión al régimen.

Tal vez habría que tomar lo mejor de cada sistema y ensamblarlos, tal como propuso Paulo Freire, tratando de liberar a los oprimidos dentro de un sistema democrático.

Categorías: General