Educación

Inicio General El primer día de clases

El primer día de clases

Publicado por Hilda Fingermann

Empezar la escuela cada año, supone para los niños y adolescentes sentimientos encontrados. Es el fin de las vacaciones, el comienzo de otra etapa de aprendizaje, con sus consiguientes obligaciones, que les quitarán el tiempo que en el período de ocio destinaban a actividades de recreación; pero por otro lado, supone también reencontrarse con sus compañeros, y la curiosidad de saber si habrá alumnos nuevos, y como serán el o los docentes que ese año guiarán su aprendizaje. En este sentido el primer día para el maestro supone también un desafío, el de mostrarse ante el grupo, tratando si desea un año exitoso, de sembrar confianza y respeto; y comenzando a establecer, tácita y democráticamente el contrato pedagógico, escuchando las expectativas de los educandos y exponiendo las propias, en diálogo fluido.

En los niños pequeños, de las etapas inicial y primaria, es muy positivo que los padres los acompañen ese día para que sientan su apoyo y comprensión. Los adolescentes, ya se mostrarán más fuertes y querrán ir solos, aunque se los debe recibir a su vuelta, con palabras y gestos de aliento y cariño, preguntándoles por lo acaecido ese día. Recordemos que es el comienzo de un ciclo lectivo, y que es bueno transitar esta experiencia como positiva y compartida con el grupo familiar desde el primer día, para que sientan que su formación es vista como muy importante para sus padres.

Un capítulo especial merece la atención que requieren los niños que comienzan nuevas etapas de la escolarización, como la entrada al jardín de infantes, a la escuela primaria, a la secundaria y a la universidad. Los miedos propios de enfrentar situaciones nuevas requieren mucha participación de los padres, quienes deben escucharlos, aunque teniendo en cuenta no transmitirles sus propios temores.

De todas ellas, sin dudas la que puede llegar a vivirse con mayor stress es el ingreso al nivel inicial, pues significa el primer desprendimiento del niño del seno familiar si es que no ha concurrido a guardería. Es por ello que ese primer día suele ser nada más que una presentación de los compañeritos, de la maestra o maestro y del establecimiento escolar, para que vayan familiarizándose, realizándose en los primeros días, una etapa de adaptación, con jornadas más cortas.

Categorías: General