Educación

Inicio General Reforma valeriana

Reforma valeriana

Publicado por Hilda Fingermann

En Uruguay, durante el gobierno de facto de Lorenzo Antonio Latorre, se realizó una importante innovación en materia educativa, cuyo responsable fue el político y periodista José Pedro Varela, quien ocupó un cargo público como Director de Instrucción Pública, a pesar de ser contrario a Latorre.

José Varela aprovechó su puesto para implementar la reforma educativa en el año 1876, basándose en la experiencia de otros países (Estados Unidos, donde fue asesorado por el gran maestro argentino, Domingo Faustino Sarmiento; y algunos europeos) a los que había visitado.

Los reformadores liberales, que ya a partir de 1868, se habían nucleado bajo el liderazgo de Varela en la “Sociedad de Amigos de la Educación Popular” contemplaban una educación primaria pública, laica, mixta, gratuita y de carácter obligatorio.

Varela logró extender la educación para los niños comprendidos entre la edad de 8 y 14 años, financiada con impuestos y rentas de correos, en oposición al carácter elitista que dominaba hasta entonces la educación, a cargo de colegios religiosos privados, que dejaban fuera del sistema a la mayoría de los niños, que no fueran de clase acomodada. Los castigos físicos hacia los niños fueron prohibidos. A pesar de que Varela intentó suprimir la educación religiosa en las escuelas públicas, la oposición lo hizo imposible, lográndose solo en esta etapa que las familias pudieran negarse a que sus hijos recibieran educación religiosa. Varela estaba de acuerdo con la enseñanza de la religión, pero no confesional.

Creó un sistema educativo administrativamente autónomo, se fundaron muchas escuelas, especialmente rurales, el sistema fue estructurado en diez grados, con carácter teórico-práctico, formando para el trabajo, debiendo los docentes ser designados por concurso, pautándose reuniones quincenales y capacitación. A su muerte, en 1879, su labor fue continuada por su hermano, Jacobo Varela.

Categorías: General