Educación

Inicio Enseñanza Contenidos mínimos

Contenidos mínimos

Publicado por Hilda Fingermann

Se denominan contenidos mínimos o básicos, aquellos que no pueden faltar en el currículo de una asignatura para un nivel determinado de enseñanza. Al menos esos contenidos deben desarrollarse en el período en que se han presripto, y son los que al menos el alumno debe haber aprendido para poder aprobar el examen, el trimestre o el año, según sea lo evaluado. Fijan el límite menor del aprendizaje.

Dada la libertad de cátedra los maestros pueden agregar, simplificar o modificar ciertos contenidos, pero se pretende que al menos los básicos sean objeto del proceso de enseñanza aprendizaje; por eso esos contenidos mínimos muchas veces son fijados por el Estado como instrumento de política educativa, y deben ser comunicados por los docentes, a los alumnos y a sus padres desde los primeras días del año escolar, y estar incluidos en la planificación, aclarando los tiempos que demandarán y los recursos a utilizar para enseñarlos. Son también variables, y dependerán de los propósitos que se pretendan de la educación, como formadora de futuros ciudadanos. Incluyen tanto los contenidos conceptuales, como los procedimentales y actitudinales.

Es además un instrumento que permite equiparar a los establecimientos de enseñanza en cuanto a lo que se enseñará, pues de lo contrario un niño que se cambie de establecimiento, tendrá dificultades para adaptarse a programas diferentes, y asegura que todos los niños reciban educación similar.

Es deseable que los alumnos superen el mínimo esperable, pero en muchos casos a pesar de no alcanzarse, y para cumplir con la exigencia de bajar la repitencia, esos contenidos mínimos se bajan tanto, que los alumnos promocionan sabiendo demasiado poco, ya que el concepto de mínimo no es muy preciso y permite manipulaciones, ya sea para acrecentar la exigencia o disminuirla.

Categorías: Enseñanza